11 jun. 2011

El Quijote - Capítulo 3 (Amanda y Lorena)

1.Resumen

Don Quijote, tras ser armado caballero por el ventero, decide volver a su casa para tomar por escudero a un pobre labrador vecino suyo. De repente escucha a un muchacho que esta siendo azotado por su amo. Don Quijote decide resolver el problema y convierte esta situación en el comienzo de sus andanzas.Tras creer que lo ha solucionado, por ser un buen caballero, se marcha sin saber que la realidad es bien distinta. Más tarde se encuentra con unos mercaderes a los que confunde con caballeros andantes. A estos les hace jurar que Dulcinea es la mujer más bella. Uno de ellos, ingenioso y burlón, le sigue la historia pero le ofende. Enfadado, don Quijote intenta golpearlo pero, Rocinante tropieza y a causa de ello, le golpean dejándolo malherido. Poco después, le reconoce su vecino Pedro Alonso y lo rescata. Don Quijote le confundie con el marqués de Mantua y él se cree Valdovinos. Pedro Alonso lo lleva a casa, donde tras verlo, su sobrina, el ama, el barbero, el cura Pedro Pérez piensan quemar sus libros de caballerías alegando que le volvían loco.


2.Lugar en el que transcurre.

Don Quijote sale de la venta y se dirige a su casa por provisiones. Atraviesa un bosque y dos millas después unos mercaderes le dan una paliza. Luego llega a su pueblo traído por su vecino.


3.Los personajes

Don Quijote: Es el protagonista de esta novela de caballerías que lleva su mismo sobrenombre. Es un hidalgo natural de Castilla la Mancha alto, delgado y de avanzada edad. Posee una barba blanca con forma triangular y un gracioso bigote.
Alonso Quijano, que así se llama realmente, no recuperará la cordura hasta el final de la novela.
Representa la fantasía e ingenuidad de la obra, ya que este crea su propio mundo paralelo.
Esta enamorado de Dulcinea del Toboso, una campesina que el piensa que es princesa. Obsesionado con ella, antes de emprender cualquier batalla, recuerda su nombre y lo grita a su contrincante, como muestra de amor, valentía y fidelidad, cuando posiblemente, ella no sepa de su existencia.


Sancho Panza: Es el coprotagonista de la novela El Quijote. Es un campesino pobre con familia e hijos. Es de complexión ancha y estatura baja. El seguirá las hazañas de don Quijote debido a su avaricia por conseguir el gobierno de la ínsula que le prometió. No le gusta meterse en problemas, aunque, de alguna manera, siempre acaba metido en ellos.
Es la parte realista de la obra que intenta hacer razonar a su amo. Aunque al final del libro será el que crea todas las aventuras y Alonso Quijano quien vea la realidad. En este capítulo no aparece.



Andrés: Es un muchacho de unos quince años el cual es golpeado por su amo por perder ovejas, lo cual nos indica que era pastor.

Juan Haldudo: es un labrador adinerado, que maltrata a Andrés. Además es un mentiroso.

Mercader: Es un hombre al cual don Quijote confunde con un caballero. Es ingenioso y un poco burlón.


Pedro Alonso: Es un labrador vecino de don Quijote el cual lo encuentra y preocupado de su estado lo lleva de vuelta a su casa.


El cura y el barbero son las amistades de don Quijote que, junto con el ama y la sobrina, se preocupan por él.



4. Intervenciones del autor.


Su autor, Cervantes, no hace ninguna intervención en este capítulo.


5. Los diálogos.

Se puede mirar desde dos puntos de vista:

Viendo a los personajes:


Cuando Sancho y amo conversan, sirve para desarrollar mejor el argumento y para describir la historia. Esto es útil para acercar sus ideas al público. Además, entre ellos intercambian opiniones y se hacen comentarios sobre sucesos o acciones que en ocasiones resultan cómicos.


También es útil para definirlos psicológicamente y ver como evolucionan.
Estos diálogos son cruciales para la estructura de la novela.


En cambio, cuando Sancho o don Quijote no toman parte en ellos, no resultan ser tan importantes.


Viendo el tema de la novela:


En este caso, está claro que abundan las conversaciones con frases y oraciones caballerescas. Se dividen en dos tipos:


  •  Don Quijote habla con Sancho de manera coloquial, contándole sobre todo lo que sabe de caballería, y como al principio el escudero desconoce todo sobre el tema, acepta todo lo que le dice su amo. Pero a medida de que va ganando experiencia, crea un punto de vista sin la influencia de don Quijote y a menudo choca con los conocimientos del hidalgo, que proceden de libros y novelas, normalmente fantásticas. 
  •  Se imita tanto el estilo como el contenido de los libros de caballerías, haciendo así una parodia, empleando todo tipo de tópicos. Don Quijote usa un lenguaje elegante y caballeresco pero, en ocasiones, también lo usan los que se quieren burlar de él.


También encontramos una perspectiva del mundo según la visión de don Quijote en sus diálogos.

6.Estilo de la obra.

Cervantes usa diferentes estilos de narración en esta obra:

  • De vez en cuando, recapitula la historia para mejorar la comprensión del público.
  • Da la impresión de que Cervantes no releía mucho lo que escribía, un ejemplo sería que la mujer de Sancho toma varios nombres a lo largo de la obra.
  • El contraste que tiene don Quijote con Sancho, uno es el mundo idealizado y otro es el real.
  • Cervantes intentaba darle un toque humorístico a la obra, pero siendo respetuoso con la dignidad de los personajes.
  • La historia no sigue un curso pensado previamente, se corta y es intercalada por otras, para luego retomarse y volver con la principal.
  • La aparición de acertijos, obligan al público a usar la lógica.
  • La parodia sobre la manera de hablar, las novelas de entonces, la importancia de los papeles sociales,etc.
  • El estilo de escritura cervantino que acerca al lector a los personajes y al realismo, pues su autor amaba el teatro.
  • Hace que cada personaje cuente un suceso para comprobar el punto de vista de cada uno para que la realidad sea vista desde diferentes ángulos.
  • No se pinta como el autor de la novela si no como un interprete. Nombra autor, entre otros, a Cide Hamete Benengeli, un hombre de origen árabe.
  • Permite la libertad de la imaginación a la hora de definir a los personajes menos importantes, enriqueciendo así el sentido crítico del que lo lee.
7. Conclusión.

Don Quijote es la fantasía y las ilusiones que se pierden en España en esa época.
El Quijote refleja en sus páginas la realidad de la España en el Barroco, un país empobrecido y hambriento.
Con la muerte de don Quijote se refleja la perdida de las ilusiones y esperanza que existía.


En el capítulo tres de nuestro libro se ve perfectamente como don Quijote después de armarse caballero esta ansioso de vivir aventuras y en todo lo que ve, encuentra una hazaña que rememorar.


El Quijote será la perfecta burla de los personajes caballerescos y de las anteriores novelas de caballerías.


Opinión Personal


Nos a gustado leer las aventuras de don Quijote ya que nos han parecido divertidas y nos han hecho pensar. Personalmente, nos hubiera gustado leer el original que, aunque posee más páginas, siempre superará a las versiones reducidas que se dejan conceptos e información olvidados.

También querríamos leer más capítulos de esta obra nuestra.

Durante este trabajo, hemos recapacitado en la obra de teatro que fuimos a ver en la segunda evaluación, que nos contaba como vivía Cervantes cuando escribió su obra maestra y como se burlaba de Lope de Vega y de la armada invencible.

1 jun. 2011

25 años más

Acabo de cumplir 40 años. Y ¿qué es de mi vida? sigue su curso, como un río.Claro está, que este río tiene sus tramos, con sus desbordamientos y sus sequías.

Una vez eres adulto, las cosas no son tan fáciles como cuando eras niño. Hay tantas cosas que hacer en tan solo 24 horas, no queda tiempo ni para un descansito.

¿Pensaís que soy exagerada? pues es cierto, siempre voy hasta arriba de trabajo. Como me gustaría volver a mis tiempos de estudiante, con tantas vacaciones y horas libres en las que podía ver la tele o bajar con los amigos. 

Mantengo el contacto con ellos, pero no es lo mismo de antes. No puedes correr tan ágilmente no puedes ir a la feria, no puedes reirte llamando mucho la antención y no puedes quedar tanto como te gustaría. Pero en los cumpleaños y celebraciones importantes, siempre voy a España para visitarlos y celebrarlo como es debido.

Aunque estar en clase tampoco estaba mal: siempre riéndonos por cualquier tontería y por cualquier cosa que ahora, a mi edad, no me haría gracia.

Por lo menos tengo a mi familia: Mi marido y mi hija, que me apoyan en todo.

Conocí a mi marido a los 22 años, en la universidad. Era un alumno inglés de intercambio que, por error, se equivocó de clase y fue a literatura en vez de a matemáticas. Se sentó a mi lado y cuando descubrí que se había equivocado, intenté explicarselo. el chico del pupitre de delante nos escuchó y se lo comunicó al profesor con un grito exagerado. Le pusieron un parte. Tal bochorno fue recordado por todos los alumnos hasta la graduación.

Empecé a salir con Arthur y pidió el traslado aquí. Lo demás es fácil de adivinar ¿no? Una vez acabadas nuestras carreras, nos mudamos a Londres.

2 años después tuvimos una hija preciosa, la llamamos Alice ¿por qué la llamamos así? Fácil, por que Arthur siempre bromeaba de que yo era la liebre de marzo y él, el sombrerero loco, y para celebrar el día de no-cumpleaños ¡Hacía falta una Alicia!

Aunque ya tiene 16 años y se molesta cada vez que se le recuerda el infantil origen de su nombre, me gusta que cuando ve algo relacionado con la película de Disney, me sonría con complicidad.

En vacaciones, unas veces vamos a visitar a mis suegros. Viven en un pequeño pueblo cerca de Dublín. Viven una casa muy grande comparadas con las de España y un patio en el que Alice jugaba cuando era pequeña.

Otras veces venimos a Madrid, a ver a mi madre, que ahora esta muy sola desde que falta mi padre.

Pobre Alice, lloró casi más que yo en el funeral, estaban tan unidos. Aunque era español, siempre hablaban en ingles y le traducía las cosas que mi madre le decía. 

Siempre les oía reírse:

- Ya se están riendo otra vez- decía mi madre con una sonrisa de felicidad.

Pero el tiempo pasa, y aunque ya empiezo a notar las arrugas, hay que mirar hacia adelante, porque si no miramos para el futuro, no podremos saber las maravillas que nos deparará cuando tengamos 25 años más.