16 dic. 2010

El Mio Cid

Localización:

Este es un fragmento del El Mio Cid, concretamente del Cantar del destierro. Esta obra anónima que surge en la Edad Media, está compuesta alrededor del año 1200. Es del género épico, ya que es un cantar de gesta, escrito en castellano medieval, en verso y dividido por dos hemistiquios.


Primer folio del manuscrito conservado en 
la Biblioteca Nacional de España.

Tema:
El Cid pierde su honor y nadie le presta ayuda alguna.
Estructura:

1-10: Comienzo del texto que cuenta que quien ayudara al Cid correría grandes peligros y perdería sus bienes.

11-20: El Cid y sus hombres llaman a la puerta de varios lugares sin respuesta.

21-30: Una niña aparece y le cuenta al Cid el contenido de la carta y le pide  que parta inmediatamente, para no causar  desgracias a las gentes de Burgos.

Resumen:
El Cid llega a Burgos, donde no le dan acogida, porque el rey don Alfonso envió una carta diciendo que la desgracia miraría a quien lo hiciese. El Cid aporrea las puertas, pero no obtiene respuesta. Una dulce y joven niña aparece a escena, contándole al Cid lo sucedido respecto a la carta y le pide que parta de Burgos, donde no encontrará más que desgracias.

Comentario de Lenguaje:
Este texto está en verso, por lo cual hay uso de distintos recursos literarios:

Anáfora:
que perdería sus bienes y los ojos de la cara,
y que además perdería salvación de cuerpo y alma.
Se aprecia claramente como "que" se repite.
Hipérbaton:
con severas prevenciones y fuertemente sellada
 Hay muchos ejemplos de hipérbaton.
Aquí se ve claramente como se altera el orden 
habitual de las palabras.

Metonimia:
costarnos los ojos de nuestras caras.
 "Los ojos de nuestras caras" sustituye a algo parecido a "demasiado caro".

Existe también gran cantidad de verbos, en el estilo indirecto, en pretérito imperfecto del indicativo y en 3ª persona del singular. En el caso del estilo directo, se usa principalmente el presente simple y se usa un trato de usted, en 2ª persona.

Hay un epíteto épico que dice así:
"Que en buena hora ceñisteis la espada"
Refleja que el Cid a perdido completamente su honra y que ya solo le queda el destierro y la soledad después de tantas batallas.


Está en verso y tiene 16 sílabas en cada verso que son regulares y están divididos en dos hemistiquios separados por la cesura.

Conclusión:

Es un fragmento muy bonito que demuestra varias cosas:
1.El dominio de un rey sobre su pueblo.
2.La fiel manera de seguir a su líder, por parte de los soldados del Cid.
3.Hasta el corazón de un guerrero se ablanda al tener delante los ojos de una pequeña, que se aventura a hablarle a costa de su vida.
4.La duda de los ciudadanos entre su rey y el Cid.
Sinceramente, es un fragmento que te hace recapacitar sobre lo que está bien y lo que está mal. Si seguir a tu rey o ayudar a un amigo.